sábado, 17 de enero de 2015

Asesoramiento Vs Mediación Financiera. ¡OJO A LAS DIFERENCIAS!


Con frecuencia nuestros clientes necesitan ayuda con aspectos relativos a la financiación a la hora de decidir adquirir una vivienda. Y un buen profesional debe advertir  a sus clientes, en tiempo y en forma, acerca del tipo a servicio a proporcionar, en particular sobre las diferencias entre un servicio de MEDIACIÓN o de ASESORAMIENTO.

Un servicio de mediación financiera suele ser gratuito pero sólo hasta que el cliente se decide por una de las ofertas presentadas por el mediador, ver por ejemplo la forma en que lo describe la empresa Idealista Crédito y Financiación SL donde una vez seleccionado el préstamo facturarán el 5% (p.e. préstamo 150.000 €, honorarios 7.500€) y con unos mínimos claramente definidos. Además un servicio de mediación financiera conlleva una serie de obligaciones derivadas de la Ley 2/2009 por la que se regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación financiera, desarrollada después en el Real Decreto 106/2011 donde se regula la creación del Registro Estatal de empresas financieras.

Podríamos resumir las obligaciones de las empresas de intermediación financiera en las siguientes:
  • Deber de INFORMACIÓN, de TRANSPARENCIA en los precios.
  • Suscripción de un SEGURO de Responsabilidad Civil.
  • Inscripción en el REGISTRO Estatal o Autonómico de empresas financieras. 
  • Manejo de información personal de acuerdo a la L.O.P.D.
  • Entrega anticipada de información escrita de ofertas de forma gratuita, respetando unos plazos muy concretos, para su análisis previo y posterior desistimiento o aceptación.  
 El portal del consumidor de la Comunidad de Madrid lo explica muy bien.

En cambio, un servicio de asesoramiento financiero resulta diferente al anterior en tanto en cuanto no conlleva, como parte del servicio, la opción de contratar préstamo alguno, en otras palabras el asesoramiento es el fin no el medio, tampoco precisa del manejo de documentación personal, limitándose a ayudar al cliente en la fase inicial de su búsqueda de financiación, así como en la fase de toma de decisión, todo ello basado en la experiencia del asesor y en su independencia de cualquier entidad de crédito. Si el servicio es remunerado o gratuito deberá ser igualmente indicado al cliente en tiempo y en forma pero no le es de aplicación la legislación antedicha.

En nuevo milenio inmobiliaria ofrecemos a nuestros clientes un completo servicio de asesoramiento financiero como parte de nuestro compromiso de gestión en el encargo de compra y un servicio básico de orientación financiera a los compradores que no firman el citado encargo. Ninguno de los dos servicios conlleva la firma de préstamo alguno y no devengan honorarios por su gestión. Además el asesoramiento se produce en condiciones de total autonomía de cualquier entidad financiera, para que el cliente pueda tomar la decisión exclusivamente en función de sus intereses.

Cuando un comprador requiera, solicite o consienta que un profesional le ayude con la financiación debe asegurarse previamente de qué tipo de servicio le van a facilitar, mediación o asesoramiento, en qué consiste, cual es su coste y si la empresa que lo proporciona cumple con la legislación correspondiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario