miércoles, 14 de agosto de 2013

Consejos para vender tu casa en verano


La tendencia a relacionar el verano exclusivamente con las vacaciones nos lleva a pensar erróneamente que esta época del año no es propicia para vender una casa. El mercado se mueve durante todo el año, y las personas que están buscando una vivienda continúan en verano. 

Un error muy grave es salir de vacaciones descuidando a un posible comprador. Con la creciente oferta disponible en el mercado inmobiliario, posponer una visita a nuestra vivienda puede suponer perder una venta. Si vamos a comprar a una tienda y está cerrada, seguramente acabemos comprando el mismo producto en otra tienda. En el mercado inmobiliario sucede igual (salvando las distancias).

Es importante que, si nos vamos de vacaciones, dispongamos de alguien de confianza que pueda seguir mostrando la vivienda. Tanto si confiamos en un familiar, amigo o agente inmobiliario, este debe estar disponible y conocer los datos del inmueble para poder solucionar las posibles dudas del comprador.

No hay que hacer esperar al comprador. No debemos posponer trámites por estar de vacaciones. La venta de una vivienda es una transacción importante. Para que sea óptima hay que enfocarla como una prioridad.

Aprovecha el verano. Adapta el anuncio de tu vivienda:

El calor nos recuerda la importancia de disponer de algunas comodidades que el resto del año podemos obviar. El verano puede ser una época beneficiosa para vender un piso con piscina, garaje o aire acondicionado. Aunque estos “extras” no suelen ser los primeros aspectos a tener en cuenta al comprar una casa, conviene mostrárselos al posible comprador ya que puede contribuir a su decisión de compra.

Ten paciencia con el comprador:

En verano el comprador suele tener más tiempo libre, por lo que puede optar por visitar más opciones o solicitar nuevas visitas antes de decidirse. No pierdas la paciencia.

¿Cómo vendo mejor mi casa?

Evita las visitas durante las horas más calurosas del día. Un buen momento para mostrar tu vivienda es durante las primeras horas de la mañana, cuando el ambiente es más fresco. Si el edificio dispone de piscina y zonas verdes evita mostrarlas cuando están más saturadas. Destaca los puntos fuertes de tu vivienda y no infles el precio, o de nada te servirán los consejos anteriores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario