lunes, 15 de julio de 2013

Mi experiencia como agente inmobiliario

Nuestra compañera Cristina Carrasco, nos cuenta su experiencia como agente inmobiliario durante el tiempo que ha compartido con nosotros. Desde nuevo milenio le deseamos, con todo nuestro cariño, lo mejor para esta nueva etapa. 


MI EXPERIENCIA COMO AGENTE INMOBILIARIO


Mi nombre es Cristina Carrasco y he sido agente inmobiliario los últimos tres años y medio. Periodista de vocación, licenciada en Ciencias de la Comunicación y comercial de profesión. En estos momentos estoy a punto de hacer un cambio importante en mi vida y aceptar un nuevo reto profesional por lo que tengo que agradecer y dedicar este artículo a Jose María Alfaro, gerente de nuevo milenio inmobiliaria y mi guía durante estos años, así como a mis compañeras y amigas, Elena, Beatriz y Belén, que hacen posible el buen ambiente de trabajo que hay en nuestra agencia. También quiero aprovechar para decir hasta pronto, que no adiós, a todos los agentes inmobiliarios que pertenecen a la asociación ALIA de Alcorcón, deciros que ha sido un placer trabajar con vosotros.  

Tenía pendiente escribir estas palabras hace unas semanas y no pensé que sería como despedida pero aquí estoy, y lo que quiero trasmitir es que aunque el sector inmobiliario fue nuevo para mí, ganas de aprender y trabajar no me han faltado, y así comencé mi experiencia en este sector, gracias a la confianza que depositó en mí Jose María Alfaro.  Encontré en este trabajo más que a un jefe a un maestro y en mis colegas de trabajo a auténticas compañeras, cosa difícil de encontrar en estos departamentos. Me siento afortunada porque he tenido la suerte de tener un jefe cuyo objetivo ha sido darnos la formación necesaria para atender a nuestros clientes con la mayor profesionalidad. Nos ha ayudado a estar lo más preparadas posibles y poder así asesorar de la manera más eficaz a las personas que acuden a nuevo milenio inmobiliaria para que les ayudemos con la compra o venta de su vivienda.

Como os decía llevo tres años y medio trabajando como asesora personal en nuevo milenio, y aunque la situación económica y laboral está más complicada que nunca, luchamos para hacer nuestro trabajo cada vez mejor, con más alegría si cabe, y buscando innovar y ofrecer algo nuevo a nuestros clientes. He tenido la suerte de encontrar un lugar en el que intentamos rodearnos de gente extraordinaria, gente, como diría el gran conferenciante Emilio Duró, que tiene la capacidad de hacernos sentir bien, y la intención es recíproca, hacer que nuestros clientes queden satisfechos y que sientan que nuevo milenio ha hecho un buen trabajo, ha defendido sus intereses mejor que nadie y ha conseguido cerrar la operación con éxito. No me podía haber salido mejor, he trabajado en algo que me encanta, el contacto con las personas, que me ha hecho sentir importante: por un breve periodo de tiempo formaba parte de esa familia que va a trasladarse a una nueva casa, hablábamos de “nosotros” incluyéndome en sus decisiones, en lo que les gusta y en lo que no, en lo que queremos para nuestros hijos o en las limitaciones económicas en las que nos encontrábamos. Hemos caminado juntos hasta el final, y entonces, tras el trabajo bien hecho, todos los que hemos colaborado nos sentimos bien, y en la mayoría de las ocasiones no solo hemos ganado un cliente sino que a veces incluso nos une un lazo de amistad. A continuación, volvía a empezar, poniéndole las mismas ganas.

Por supuesto no gustamos a todo el mundo, a veces actuar con criterio y con firmeza defendiendo los intereses de quienes confían en nosotros hace que otros muestren su desacuerdo y lo respetamos, pero mi trabajo era para ellos, para quienes confían en nosotros y aprecian nuestro esfuerzo. Me siento orgullosa de haber trabajado en nuevo milenio inmobiliaria, Jose Mª piensa en grande y nos ha hecho sentir grandes, por eso, estoy segura que saldrán de esta situación difícil aún más fuertes. Yo no estaré con ellos para vivirlo, pero estaré a su lado para celebrarlo.

Gracias por todo.
                                                                                                      

                                                                                                      Cristina Carrasco Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario