viernes, 23 de septiembre de 2011

La OCU acusa a notarios y registradores de inflar sus minutas por cancelación de hipotecas

NOTICIA PUBLICADA EN EXPANSIÓN EL PASADO 6 DE SEPTIEMBRE.

"...La OCU denuncia que sólo en 2010 pueden haber cobrado indebidamente a sus clientes hasta 93 millones de euros. La organización ha puesto en conomiento de Gobierno y de la Fiscalía los hechos
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denuncia que notarios y registradores cobran de más a los clientes que acuden a sus despachos para cancelar una hipoteca. Según la OCU, sólo en 2010 ambos colectivos podrían haber facturado 93 millones de euros de más a sus clientes del conjunto de las 372.042 cancelaciones de hipotecas sobre vivienda realizadas el año pasado.

Según explica la OCU, desde el año 2007 el notario debe cobrar una cuantía fija de 30,05 euros, sea cual sea el importe de la hipoteca cancelada. Sumando a ese importe los demás conceptos, una escritura de diez páginas no debería costar má de 70 euros. Sin embargo, el importe medio de las facturas analizadas por la OCU es de 260 euros.

Por su parte, los registradores están cobrando en torno a 144 euros cuando, a juicio de la OCU, sus minutas no deberían exceder de los 24 euros. En su caso, deben aplicar el arancel al capital pendiente de devolver que, a juicio de la OCU, es "cero" cuando se trata de cancelar una hipoteca ya pagada y reducir el resultado en un 90%. El resultado de esta operación son 2,40 euros.

La polémica
La Ley 41/2007, de reforma del mercado hipotecario, modificó el arancel notarial y registral para bonificar las cancelaciones de préstamos y créditos hipotecarios. Según fuentes consultadas, el objetivo de la norma era que todas la cancelaciones fueran consideradas documentos sin cuantía. Sin embargo, muchos notarios y registradores entendían que esta rebaja no era generalizada y se limitaba a las cancelaciones que se producían con motivo de refinanciaciones hipotecarias.

Preguntado sobre la cuestión, Antonio Ojeda, decano del Colegio Notarial de Andalucía, indica que la "norma no deja lugar a dudas". Por este motivo, señala que hace escasos meses dictó una circular en la que recordaba a los fedatarios andaluces la "obligatoriedad de que todas las cancelaciones de hipoteca se cobren como documentos sin cuantía". Ojeda enfatiza que es "muy intransigente" en este asunto y asegura que, en su Colegio, tiene abierto algún expediente disciplinario a notarios por incumplir la Ley. Sin embargo, otros fedatarios consultados por EXPANSIÓN, no ocultan que la denuncia de la OCU no les ha sorprendido ya que son conocedores de que dentro del colectivo esta práctica se ha producido e incluso ha sido alentada desde algún Colegio.

Por su parte, desde el Colegio de Registradores recuerdan que la falta de claridad del criterio introducido en la reforma del 2007 ha motivado que se hayan dictado distintas resoluciones administrativas contradictorias", lo que ha provocado que el asunto llegara a los Tribunales.
Otras fuentes registrales consultadas por EXPANSION señalan que, si a todas las cancelaciones hipotecarias tienen que llevar la bonificación del 90%, esto puede ser "demoledor" y puede significar tener que echar el cierre del Registro. Según explican, el 15% de los ingresos de un Registro de capital de provincia dependen de estas operaciones..."

VER NOTICIA COMPLETA

LO MEJOR DE TODO ES EL PÁRRAFO FINAL DONDE ALGUIEN DICE QUE SI DEJAN DE COBRAR "A LA ANTIGUA USANZA" TENDRÁN QUE CERRAR LOS REGISTROS"...Por esa regla, tal y como están las cosas en las entidades públicas, deberían multiplicarnos los impuestos por tres...no sea que tengan que echar a los funcionarios a la calle y de paso a los que se lo han estado llevando crudo durante los años de bonanza...es decir, igual el modelo actual es una mierda, pero es lo que hay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario