jueves, 16 de diciembre de 2010

¿A qué juegan los bancos?

Cerramos el año con un mercado inmobiliario todavía inestable, pero dónde claramente la demanda ha tomado nuevas posiciones desde las de 2008, haciendo que en algunas zonas sin sobreoferta los precios se estén estabilizando. En mi zona de influencia por ejemplo, los precios medios han rebotado desde los mínimos de primeros de 2009 en torno a un 2-3% de promedio, es decir, en torno a la inflación. Está claro que hay zonas y barrios que todavía no se han estabilizado, pero eso tiene que ver más con la oferta que con la demanda.

Y entre tanto, la banca sigue con problemas internos de liquidez, de morosidad, de deuda sobre activos y ahora también estructurales (con motivo de las fusiones). Por su parte, trabajadores y empresarios terminan de hacer sus deberes -tampoco les queda otra-. Pero resulta que nuestro modelo socioeconómico está totalmente condicionado por el capital y éste utiliza a la banca de intermediaria con la sociedad. Y ¿qué hace la banca? pues lejos de engrasar la rueda para que gire mejor, lo que hace es ponerle piedras en el camino.

Pongamos un ejemplo: en lugar de fomentar un sistema de tasaciones bien profesionalizado, imparcial e independiente, siguen manipulando las mismas desde empresas tasadoras lastradas a las que inducen a tasar por debajo de mercado para más tarde acabar con el cliente con sus rigideces actuales en el análisis del riesgo y de su solvencia. No es que concedan el préstamo más caro, es que no lo conceden. O blanco o negro, no hay más opciones.

Ya lo dije hace tiempo en otro comentario, aunque suene a demagogia, nosotros podremos acabar aprendiendo a vivir sin bancos, pero los bancos no podrán sobrevivir sin nosotros. Quizás lo que quieran es cavar su propia tumba para luego renacer de sus cenizas, como el ave fenix. Interesante 2011 bancario nos espera...que nos pille con buena salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario