miércoles, 20 de octubre de 2010

HABLEMOS DEL PRESENTE

Llevamos más de dos años sufriendo las incesantes noticias inmobiliarias que brotan y brotan cada día llenando titulares en los medios de comunicación. Unas hablan del pasado más o menos reciente, con estadísticas cuestionables, incompletas e interesadas y otras hablan del futuro, del próximo trimestre, semestre o año. Y así sucesivamente...

En este ambiente viciado y distorsionador que semejante escenario mediático mantiene cada día, me permito reivindicar EL PRESENTE. Hablemos del presente, del que vivimos día a día, en nuestro trabajo y en nuestras relaciones cotidianas. Ese presente clarificador que nos habla de otras cosas, sin titulares ni monsergas.

La moda de las últimas semanas se llama "el fin de las deducciones fiscales" y a la luz de semejante "aterradora" noticia, algunos pronostican que de pronto todo vendedor baja su precio para vender cuanto antes y todo comprador, preso de un ataque de ansiedad, se lanza a la compra impulsiva. De tal suerte que pronostican algunos un 2011 donde triunfará el caos en las ventas, la segunda burbuja, etc...

En 2007, sesudos analistas pronosticaban la caida del imperio del ladrillo y el sobreprecio de hasta el 50%. A día de hoy, el presente muestra un panorama algo distinto, cierto que la construcción residencial se ha frenado y los precios han bajado: pongamos que un 20-25% de media desde 2006 en primeras residencias. Sin duda hay bastante stock de viviendas invendidas, pero no hay derrumbes apocalípticos y, en zonas sin sobreoferta, las cosas llevan muchos meses normalizándose e incluso repuntando levemente en sus precios medios.

La dinámica del 2011 no la va a cambiar el "rollo fiscal" no hay que ser muy inteligente para darse cuenta de ello. Hay otras razones de mucho más peso que marcarán el futuro, mientras tanto HABLEMOS un poco más DEL PRESENTE para construir un futuro mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario